martes, 12 de enero de 2010

la Omafiets

El diseño de estas bicicletas holandesas, "Omafiets" (bicicleta de abuela en holandés), viene del principio del siglo XX. Aunque la base del diseño es inglés, fue en Holanda donde la Omafiets recibió el toque nostálgico que llega hasta nuestros días.

El modelo original se caracteriza por sus ruedas grandes (28") y la barra superior curvada. Esto hace que la estructura de la bicicleta sea más flexible siendo más accesible y manejable para ir por la ciudad. Otro aspecto diferenciador es la forma del manillar, alto y modulado desde el punto de vista tanto de la salud como de la seguridad, ya que el ciclista adopta una posición recta y cómoda para la espalda, a la vez que permite una situación elevada y de absoluto control sobre la bicicleta, tan importante a tener en cuenta para circular por la ciudad.

Además, la Omafiets original no tiene marchas ni freno de mano y, por lo tanto, no tiene ningún cable. Esto hace que la bicicleta sea muy robusta, limpia y lo que es más importante, requiere de muy poco mantenimiento. Se frena usando los pedales hacia atrás: el freno contrapedal que nunca falla.

Aunque la empresa va más allá y también incluye marchas y frenos delanteros en determinados modelos.

Cortesia de www.biciholandesa.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienda Por Aguada Fue